LA DIFUNTA CORREA

Santuario muy bizarro en Argentina. Una santa pagana y vengativa a la que los fieles llevan ofrendas como matrículas de coche, maquetas de casas y reproducciones de prótesis mamarias acordes con los favores concedidos.